HACE 23 AÑOS PONCIANO “EL PAYADOR” SE FUE A DESAFIAR AL MULATO TAGUADA Y A UNOS CUANTOS MÁS QUE LE ANTECEDIERON

Ponciano "El payador" estuvo en varias radios rancaguinas. Foto: Archivo "pichilemunews.
13/01/2018.

Aunque a todos les llega su hora, y algún día también a cada uno de nosotros, los familiares directos nunca se conforman –o si lo hacen- jamás olvidan a los seres de la misma sangre. Este sentimiento, incluso, muchas veces alcanza hacia amistades y relaciones.

Más aún, también, no se olvidan a quienes se han ido por la admiración que han despertado en vida entre sus semejantes. Por su trascendencia o por el reconocimiento que se le manifieste.

A veces ocurre que –este sentimiento de reconocimiento- surge tras la muerte, por la ausencia, al conocer más de su persona y –como en este caso- de su obra de cultor de la poesía popular, de su destreza, habilidad y talento con la paya, a tal punto que era reconocido entre sus iguales.

A Ponciano Meléndez –cuyo nombre verdadero fue Juan Bautista Becerra Vargas, nacido en Chacurra, Cáhuil, en nuestra comuna- lo conocimos por casualidad en nuestra época de escolar, como un “artista” que pasó con sus rutinas –curso por curso- mas, nada supimos de dónde era.

Nació el 16 de febrero de 1924 y falleció el 13 de enero de 1995, en Rancagua donde residía desde muy joven, ciudad en la cual desarrollaba una intensa labor, editando  –“La Lira Popular”- en la que publicaba sus trabajos. Y paralelamente, mantuvo por 27 años un programa radial semanal sobre folclore, hasta el día de su muerte.

De hecho fue el mismo director de la casa radial en donde hacía su programa, quien al ver que Ponciano no llegaba a ese día sábado 13 de enero, quien –presintiendo algo- fue a su domicilio al no tener comunicación telefónica.

Y, efectivamente, lo encontró agonizante y pese a los esfuerzos en el Hospital Regional no se pudo salvar su vida.

Recuerdos de Pichilemu

Fue varios años después, cuando supimos nuevamente de Ponciano Meléndez. Ocurrió cuando informamos de la edición de un Long Play que incluía temas de autores destacados en la región, como iniciativa de la Dirección Regional de Turismo que dirigía Waldo Kaid Fernández, en los años ’70.

Si bien, no tuvimos acceso al disco propiamente tal, si conocimos los temas, entre los cuales estaba el vals “Recuerdos de Pichilemu” –con letra y música de Ponciano Meléndez. Y cuando, por casualidad oímos en una emisora el tema, verdaderamente nos cautivó, tanto como otros temas cuya autoría es de Jorge Aravena Llanca (Quiero volver a Pichilemu, Estrella de Soledad, Noches de Pichilemu, por nombrar solo esos de decenas de canciones), o de Hugo Díaz Jirón (Invierno Cruel, Nostalgias Colchaguinas, entre otros).

No hace mucho tiempo una destacada artista –con un interesante proyecto cultural y musical a cuestas- nos solicitó le indicáramos a qué autores le recomendaría incluir. Y, aparte de los dos últimos nombrados, le hice especial mención del tema “Recuerdos de Pichilemu”, el que ella no conocía.

Intentamos ayudarla, pero la respuesta que esperábamos de personas que conocieron del Long Play, aún no contestan. Y los fondos concursables –a los que se aspiraban- tienen sus plazos. No sabemos qué pasó finalmente. Algún día lo sabremos porque seguimos buscando … De hecho, sabemos que lo inscribió en el Derecho de Autor. Y no solo ese tema, sino muchos más, cosa que no todos los autores tienen esa preocupación.

Como dijimos, Ponciano fue un prolífico creador que inscribió una cantidad importante de temas en los años ’60, donde –incluso- registro la obra “La Historia de Chile Payada” (1967), la obra “La poesía popular chilena” (1967), la obra “Efemérides nacionales importantes” (1968). Asimismo, canciones con ritmos de boleros, tonadas, pequén, esquinazos, corridos, rock and roll, chachacha, habaneras, cuecas y vals.

Varias veces hemos mencionado que nuestra gratitud hacia quienes le han brindado “un servicio importante” a su tierra, quienes les sobrevivimos –especialmente las autoridades, que deben conocer de la historia del pueblo a quienes representan- deberían mirar hacia todas aquellas personas que, en su desempeño, en la labor que por modesta que fuera, lo hicieron honestamente y brindarles un homenaje póstumo a su memoria..

Y, recordamos a algunas –más frescas en la memoria- a Clarisa López Gaete (que sin ser “matrona”, trajo a cientos de niños al mundo, en la Casa de Socorros), a Hugo Díaz Jirón (autor de temas a Pichilemu y funcionario público), Dr. Basilio Sánchez Berguiristain (por su labor de médico por más de 30 años), el mismo payador –como otros- Ponciano Meléndez que paseó orgulloso el nombre de su tierra natal por gran parte del país, por nombrar solo a algunas personas que tienen méritos suficientes.

Y antes que a las autoridades se les ocurra ponerle nombre a calles, de personas corruptas, traficantes, personas sin escrúpulos, o personajes oscuros.

     

     


Su nombre era Juan Baustista Becerra Vargas. Foto: Archivo "pichilemunews.
 

 

Fotografías Pichilemu News

La Mansión de TanuméCasino RossMarilyn Monroe a 45 años de su muerteErnesto Che GuevaraMolinos de Agua, encanto tecnológico hecho con el ingenio campesinoLa versátil artesanía Pichilemina
Noches de PichilemuAntiguas Postales de PichilemuLawn Tennis en Pichilemu, 1909Trilla en Cahuil. Fotos del RecuerdoRapa Nui. Isla de Pascua, ChileAlcaldes de Pichilemu
Pichilemu y la Literatura
Periódico "PICHILEMU". Portadas Primera, Segunda, Tercera y Cuarta Etapa

Pichilemu - Chile
PichilemuNews® Copyright 2000-2018
Primera Edición: Enero 14 - 2000
http://www.pichilemunews.cl

 

contador de visitas
Sayaç
contador de visitas