PROVINCIA CARDENAL CARO: "LA HISTORIA SECRETA" TRAS LA HISTORIA CONOCIDA

Antiguo político costino, Antonio Molfino Chiorrini, estuvo de principio a fin en la CONARA
05/10/2019.

Por: Antonio Saldías González, Investigador
-  La Provincia, entre el vuelo del "queltehue" y el “cocinero” de CONARA. 
 
Porque el mito, la mentira, se llama hoy postverdad, vivimos en la era de la Postverdad, hoy y siempre, gatopardismo puro y simple. Todo cambia para que nada cambie.
En la víspera de cumplir cuatro décadas de la firma del documento que creó la Provincia Cardenal Caro se harán varias reflexiones y relatos transitando por los lugares comunes, con acento o el sesgo más apropiado al caudal del emisor.
Y como en el curso asoman de vez en cuando, nuevos gestores vanagloriándose o atribuyendo inmerecidamente a personajes variopintos la paternidad del crío.
La división política administrativa del territorio del planeta es muy dinámica y desde la conquista hispana está documentada, hasta hoy. Leyes y decretos dan cuenta del resultado de procesos largos y complejos. Algunos o muchos aspectos han sido olvidados, omitidos, por pequeños intereses, pura mezquindad, Política.
Hay algo de kafkiano en Política a la hora de abordar un fenómeno impulsado por un adversario, sobre todo si éste ha devenido en progreso, y reconocer la importancia e injerencia de unos y otros. Igual, nobleza obliga.
En 1979 se firmó el decreto específico que crea la Provincia, culminación de un proceso que en estricto rigor comienza antes del golpe de estado.
Lo más inmediato es el antecedente de la promulgación y publicación de la Ley 17.965 que creó el Departamento Cardenal Caro, gobierno del presidente Allende, en sus últimas días.
Producto del Golpe, la implementación de la Ley quedó en manos del subdelegado “especial” para las comunas de El Rosario, La Estrella y Marchihue. Un antiguo dirigente conservador e importante soporte de la oposición al gobierno de la Unidad Popular, pro golpe, don Antonio Molfino Chiorrini.
Desde la adolescencia vinculado a la administración de la hacienda Santa Mónica, la más importante de la comuna de El Rosario, de la que hoy es dueño, en gran medida.
El subdelegado múltiple recibió instrucciones de abordar la puesta en marcha del Departamento a su entera discreción, y lo más adecuado era mantener el status y establecer un derrotero. De modo que la iniciativa entró en etapa de reevaluación. En principio hay acuerdo en que es necesario romper la secular dependencia centralista, sin embargo se estima que es preciso hacer algunas modificaciones sobre todo en
cuanto a las comunas que debieran integrar la proposición y algo capital, precisamente, donde residirá la Capital. Además de otras cuestiones relevantes y sensibles a las respectivas comunidades a intervenir.
En medio de este proceso, surgió una seguidilla de peticiones similares en varios puntos del país, dando cuenta que el anquilosado sistema es una de las grandes causas de la postergación y  pobreza de la mayoría de las comunas del país.
Entonces, hay que hacer una fórmula más amplia, de carácter nacional: Surge CONARA, Comisión Nacional de Reforma Administrativa. Desde su inicio hubo una conformación cívico militar. En el transcurso se producen innumerables cambios, pero el único miembro que se mantiene desde el principio hasta el final es el señor Molfino. El conocimiento del proceso y la dinámica interna lo convierte entre sus pares en el gran articulador, el “Cocinero”. Por sobre la escatología, en un ente donde por sobre grados y experticia, se impone la cazurrería del cacique local.
De qué modo; el queltehue dio la orden, a grandes rasgos, de diseñar una división comunal con unidades grandes en territorio y comunidades capaces de crear y administrar mejor sus riquezas.
En el área de la costa tendría lugar la absorción de la muy deprimida comuna de La Estrella por sus congéneres vecinas, las que incorporaban a su jurisdicción, sus distritos territoriales y sus comunidades. La más beneficiada con este reparto sería El Rosario aumentando su superficie casi al doble, así también, la cantidad de habitantes, ya que creció incrementando con terrenos de la comuna de San Pedro, Pichilemu y Marchihue.
Cabe señalar que esto, además traía la ventaja de incorporar a sus recursos la Central y el lago Rapel y parte del borde costero.
Lista la propuesta de CONARA y de vuelta al mandatario, esta les fue remitida con una nueva orden: ahora deberían trabajar en el sentido opuesto, la división de provincias y comunas en unidades pequeñas capaces de dar respuestas más específicas y eficaces a las necesidades de sus comunidades. En aquello consiste el mentado vuelo del Queltehue, nunca va directo al nido, da un rodeo, vuelo en sentido contrario, es su instinto de supervivencia y protección de las crías. Conocedor que el servicio de sus subordinados carece de crítica, buscarían destacar, especialmente, las ventajas del camino propuesto. Entonces, los haría recorrer en sentido opuesto y podría establecer, tal vez, una visión mejor y luego tomar una decisión.
Trascendidas las conclusiones del primer informe, llegó a oídos del general Viveros, cercano a la antigüedad de Pinochet, oriundo de Cauquenes, que su vieja y querida comuna perdía su calidad de sede Capital y quedaba reducida a una simple comuna, tal como ocurriría a la postre con la capital departamental de Santa Cruz. El general Viveros conminó al señor Molfino a conservar el rango de Cauquenes en el nuevo diseño, caso contrario había que pasar sobre su cadáver. No fueron aceptadas las disculpas formales ni la obvia mención de su calidad de un miembro más y civil por añadidura de un ente encargado de crear la nueva orgánica.
Ya lo conversé con mi general, y me mandó contigo, que tú arreglas esto, que tú mandas. Así que cumples.
Las modificaciones contempladas en la primera propuesta generaron ruido en los interesados de varias comunas, esta sería la oposición más dura, incluso la pataleta de Santa Cruz, Marchihue y hasta el mismísimo (El) Rosario que no feliz con la expansión, les molestaba el cambio de su piadoso nombre por el de Litueche.
Había que tomar nota de la orden del general Viveros, un verbo mal conjugado podía desencadenar una fuerza imposible de conjurar, cosa de los tiempos.
Y cómo?, Señores miembros, con el debido respeto, mi general Viveros me indica que mi general Pinochet ordena que la Capital Cauquenes no se toca. Que se estudie la fórmula.
La segunda propuesta tuvo a bien considerar la no alteración del rango y categoría de la antiquísima Cauquenes y dejó sentado un expediente que permitió al “cocinero” sortear con éxito la mayoría de la aspiración estratégica para su comuna y la Provincia Cardenal Caro. Entre otras, restarle la preponderancia a la revoltosa Marchihue, cediendo la cabecera provincial a Pichilemu.
El relato oficial a plasmado una foto que casi deja afuera al señor Antonio Molfino, exaltando las participaciones e influencia loables de nuestros queridos caciques locales en desmedro de quien jugó con destreza y oportunismo en el campo mismo de la decisión. Aún no recibe el mérito y reconocimiento debido: ¡El pago de Pichilemu!

 

 

 

Fotografías Pichilemu News

La Mansión de TanuméCasino RossMarilyn Monroe a 45 años de su muerteErnesto Che GuevaraMolinos de Agua, encanto tecnológico hecho con el ingenio campesinoLa versátil artesanía Pichilemina
Noches de PichilemuAntiguas Postales de PichilemuLawn Tennis en Pichilemu, 1909Trilla en Cahuil. Fotos del RecuerdoRapa Nui. Isla de Pascua, ChileAlcaldes de Pichilemu
Pichilemu y la Literatura
Periódico "PICHILEMU". Portadas Primera, Segunda, Tercera y Cuarta Etapa

Pichilemu - Chile
PichilemuNews® Copyright 2000-2019
Primera Edición: Enero 14 - 2000
http://www.pichilemunews.cl

 

contador de visitas
Sayaç
contador de visitas