Domingo, 25, Oct, 4:57 PM

Nacida en Santiago, ha tenido vínculo con Pichilemu desde los 5 años, cuando su padre escogió este balneario como lugar de veraneo, donde ahora ha fijado su residencia. Durante su vida ha desarrollado diversas áreas artísticas, y se ha dedicado más intensamente a las letras a partir de los años 90, cuando se incorpora a un Taller Literario y Colectivo de Arte en la Sociedad de Escritores de Santiago, participando en el Libro I de la serie de Antologías “Las Historias Que Podemos Contar”.


- 2001 participa en el quehacer literario de Pichilemu en un Colectivo de Arte y Literatura.
- 2002 a 2006 - Quillota, Taller Literario. Participación en Antología: “Por los Senderos del Tiempo”.
- 2004 - Primer premio en Festival “Poesía es Música”, Quillota, con poema “Cantar de Pichilemu”.
- 2008 - Taller de Poesía de Floridor Pérez.
- 2016 - Curso de Estética en Sociedad de Escritores de Santiago.
- Desde 2017 a la fecha ha participado en diversos cursos y talleres sobre Poesía Japonesa, desarrollando especialmente el poema corto Haiku.
- 2019 - Mención Honrosa en 2do. Concurso Nacional de Haikus. Instituto Chileno Japonés de Cultura.
- Octubre 2019 - Retoma taller Literario en Sociedad de Escritores, debiendo suspenderlo momentáneamente, debido al estallido social, participando en algunas intervenciones en Santiago, como susurradora, Cuenta cuentos, etc.
Febrero 2020 - Participación poética en FilPichilemu, Taller Greda Azul (Sociedad de Escritores ) Virtual; y Taller La Barraca (Eledino Parraguez) Virtual. 

 

ATARDECER EN PICHILEMU

Soy tuya, mar inquieta y vibrante,
tu hija, enredando su historia
entre brazos de algas

Mi casa llora soledad anticipada
que resbala por los vidrios,
encapsulada en gotas de humedad

Tristezas y alegrías aún me observan,
mientras reptan por las paredes
como babosas perdidas en el huerto

El viejo jardín abandonado,
pudoroso, se viste de maleza,
mientras el muro abre grietas
por donde escapan mis últimos recuerdos

Impávida, contemplo el ocaso
tú ocaso, de flor marchita
sofocada en cemento

Desde lo profundo de la tierra,
una semilla me dice que no estaré sola
y el colibrí promete, en su canto,
llevarme a otras tierras

Aún te respiro, lugar de partidas y encuentros,
allí, la salvación se encuentra en un libro
y las respuestas flotan en el viento, Bob Dylan

Soy tu símil, mar inquieta y vibrante,
mi pulso es el vaivén de tus aguas luna,
La danza nocturna de mis líquidos,
La búsqueda de conchas desgastadas.
La huella de memorias en la arena,
La sombra de mis pasos en el tiempo.

VIVIANA SEPULVEDA ( LLUVIA) Enero 2020

REFLEXIONES
Aquí estoy sentada mirando la mar,
la mente cimbrando los pensamientos,
dudas, nostalgias, preguntas, momentos,
navegan buscando la claridad

Sonidos marinos portan recuerdos
y enlazan el tiempo con nudos de sal,
pasado y presente, paren su andar!
descubran el velo de estos misterios!

Cuenten por qué estamos manipulados,
leyes escasas de sabiduría,
desde la cuna nos han programado

No tengo respuesta a tus postulados,
el viento me dijo, con rebeldía
y entonces… las olas también callaron

Viviana Sepúlveda (Lluvia)


NOSOTROS

Periódico Pichilemu
Fundado el 25 de enero de 1944
Carlos Rojas Pavez

Edición Online
Fundado el 14 de enero de 2000
Washington Saldias G.

REPORTAJES

POETAS