Miércoles, 02, Dic, 12:34 AM

ARTESANÍA

Diversas expresiones artesanales se encuentran en la comuna de Pichilemu. La greda del caserío de El Copao, 15 kilómetros al sur-oriente (a escasos mil metros de la localidad rural de Ciruelos), gracias al conocimiento de generación tras generación se transforma con la habilidad y maestría de las manos de sacrificadas artesanas, en variados utensilios de uso utilitario-doméstico, como Fuentes y Platos (el pastel de Choclo preparado en ellos queda con un sabor insuperable), Maceteros y Jarrones, entre otros.

La arcilla del caserío de Pañul, 18 kilómetros al sur-oriente, después de permanecer por largos años inutilizada por los habitantes del lugar -se extraía solo para el uso industrial de fabricación de artefactos sanitarios, pavimentos y revestimientos- desde hace poco más 5 años se empieza a enseñar el trabajo y técnicas para fabricar artesanía en base a moldes de una gran variedad de figuras y utensilios para todo uso; logrando algunos artesanos, hombres y mujeres, una gran maestría.

Tanto la artesanía en greda, como la arcilla, se puede adquirir en los lugares de origen como en locales de artesanía en el balneario de Pichilemu, obviamente que con un pequeño recargo. La recomendación, por tanto, es visitar El Copao y Pañul, conocer el proceso de producción y, lo impagable, constatar la amabilidad de nuestra gente campesina, la tranquilidad y pureza de la naturaleza y paisaje campesino. E, incluso, degustar "in situ" el exquisito pan amasado -cocido en horno de barro- bizcochuelo, mote con agua y miel, como también hasta un traguito de "mistela"; todo lo cual encontrará con certeza en los Ranchos Campesinos "San Andrés" de Ciruelos, "Oro Blanco" de Barrancas. Asimismo los ranchos campesinos "El Bronce" en La Villa, "Los huasos palmillanos", en el sector La Palmilla, y "Los Troncos", en el sector "El Maqui", estos tres últimos junto al estero Nilahue y sus playas de arenas blancas.

Otro lugar donde usted, también, puede degustar algunos productos es en Rancho Campesino “Oro Verde” en el sector de Alto Ramírez (20 kms.); en tanto, en el Rancho Campesino “Las Dalias”, en el sector Las Comillas (8 kms.), usted puede adquirir Hierbas Medicinales y Plantas, entre otros productos.
Y si usted tiene espíritu aventurero, le sugerimos visitar y conocer la Poza del Encanto, en el sector de Espinillo (28 kms.). Es un lugar enclavado en la Quebrada del Encanto, en un “codo” del Estero “Nilahue”. El camino existente lo dejará aproximadamente a dos kilómetros, debiendo bajar por una abrupta bajada, por un sendero entre matorrales y quilas, para llegar a una pequeña pero maravillosa laguna de color esmeralda, rodeada de una hermosa vegetación.
Se recomienda usar zapatillas y ropa deportiva (las damas usar short o pantalón). Obviamente que debe llevar traje de baño.

No es recomendable para personas de la tercera edad.

Otros tipos de artesanía, en el radio urbano de Pichilemu y que puede ser adquirida en el comercio establecido y ferias artesanales, son en Madera: "cabritas" (coches de dos ruedas tirado por un caballo); tablas de Surf, adornos y portalápices. Conchitas Marinas: figuras y collares. Cochayuyo (alga marina): figuras decorativas.
En el último tiempo han llegado personas de otros lugares a radicarse a Pichilemu, Cáhuil, entre otros lugares de la comuna. Es el caso del simpático matrimonio que integran Ramón y Mónica. Compraron un sitio “en la punta del cerro de Cahuil”, construyeron una bonita casita de madera y un Taller para fabricar Artesanía con la arcilla de la localidad de Pañul, entre otras. De sus manos –pues trabajan los dos- salen creaciones que –en un horno de alta temperatura- quedan hermosas, lindas, con sus colores esmaltados y prestas a ser usadas ya como adornos o en el uso diario de la cocina: Fuentes, jarros, ollas, platos, etcétera. Asimismo, muchas figuras decorativas y hasta piedras que –pintadas y esmaltadas- se transforman en un adorno difícil de pasar desapercibido. El Taller se llama “RAYMO” y se ve desde el camino, frente a la Pensión “Santa Raquel” y hay que subir por el costado de la Capilla de Cahuil. No se arrepentirá.

Otro taller –aparte de varios en la localidad de Pañul- es el del santiaguino Jorge González que en esa localidad se distingue de los demás, por la arquitectura de su taller. Parece un caserón de Cuento de Hadas, como varias casas similares que encontrará en la cima de Cáhuil. Ahí, el artesano Jorge González tiene su taller donde fabrica ENORMES vasijas de arcilla, como muchas obras más, con caprichosas formas.

NOSOTROS

Periódico Pichilemu
Fundado el 25 de enero de 1944
Carlos Rojas Pavez

Edición Online
Fundado el 14 de enero de 2000
Washington Saldias G.

REPORTAJES

POETAS