Domingo, 14, Jul, 12:40 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 09.07.2024
- Familiar del piloto comercial Renato Jaramillo se contactó con el exdirigente y expiloto civil del Club Aéreo, Eduardo Saldías y éste, a su vez transmitió al actual presidente de la entidad aérea, David Ávila, el hasta ahora desconocido deseo.

Cuando ayer nos enteramos del fallecimiento de Renato Jaramillo, instantáneamente algo nos hizo recordar dos muertes de dos expresidentes del club aéreo local -el 21 y 24 de mayo pasado, Carlos Echazarreta y Patricio Saldías, respectivamente- y ahora se unía otro expresidente en menos de dos meses.
Luego, mientras pasaba el día y podíamos rebobinar jornadas de trabajo -como consocios y dirigentes en el mismo directorio del Club Aéreo local- nos contactamos con otros exdirigentes para informar de la partida del consocio.

Familiar
Paralelamente, mientras transcurrían las horas, una relación cercana del exdirigente fallecido, se comunicó con Eduardo Saldías -también exdirigente y parte de los directorios de Renato- para informarlo de un “secreto deseo”: “Morir en su tierra, que fuera velado en su tierra, una ceremonia privada, que fuera cremado y, ojalá, un avión al menos, ya del club aéreo pichilemino o de algún amigo, pudiera darle simbólicamente un aventón para alcanzar las estrellas …”.
Fue así, como el piloto Saldías -fuera de vuelo- y exdirigente se comunicó con el presidente del Club Aéreo, piloto David Ávila. Se le dio a conocer de la situación y del deceso del exdirigente. Y, rápidamente, se comprometió a disponer de su avión -CC – CWQ- para cumplir en parte con un saludo y vuelo simbólico de parte de la institución aérea pichilemina.
Y, en horas de la tarde de ayer, David Ávila invitó a otros dos socios: Nelson Leiva y Eduardo Saldías- a subirse a su avión para ir unos kilómetros al norte de Pichilemu, para cumplir con lo comprometido.
Una bandera chilena, un poco raída por el viento servía como “catavientos” y una casa fueron el referente; donde, además el grupo de familiares y relaciones -algunos informados- salieron cuando se sintió que se aproximaba el pájaro de acero. Para luego hacer una segunda pasada por el área cercana al mar.
De esa manera, con la disposición y voluntad -especialmente del dueño de la aeronave- se cumplió con el secreto deseo de este camarada que emprendió este vuelo sin retorno.

Fotografías: Pantallazos Video