Domingo, 14, Jul, 12:23 PM

Fuente: www.pichilemunews.cl – 25.04.2024
- Fue la primera escuela de la comarca costina, creada 37 años antes que por Ley fuera -a su vez- creada la comuna de Pichilemu.
- Por sus aulas han pasado niños y niñas que son un prestigio para su tierra natal y orgullo de la comuna: el primer Cardenal Chileno, ingenieros, arquitectos, abogados, empresarios, mujeres y hombres de bien a través del tiempo.

Para quienes se informan recién de este verdadero acontecimiento, que nos impresionó de verdad -cuando de boca del director de la Escuela de Ciruelos, Carlos Leyton, lo oímos hace unas semanas- pero ese ímpetu que de repente surge ante una primicia y, sin esperar más detalles la dimos a conocer al día siguiente, como lo que conocimos tras la publicación de nuestra modesta e incompleta nota al respecto.
En efecto, sin querer omitimos -algo importante- cómo y quién descubrió el Decreto de la creación.
Al respecto, contar que el profesor Carlos Leyton mencionó que la fecha exacta de la creación de la Escuela se descubrió al encontrarse el Decreto respectivo, no dio todos los detalles sobre ese aspecto.
Días más tarde, tal como se había comprometido nos envió lo que reproducimos a continuación:
“Hola Washington. Buenos días. Quería complementar la información que te di oralmente el otro día, respecto de algunos temas que podrían servir para una nota. Respecto a la Escuela. Después de haber pasado por una merma constante de matrícula hasta llegar a tener solo 4 alumnos, decidimos junto a un equipo de trabajo, reformulamos el proyecto educativo, dándole un aspecto más vinculado con la naturaleza, el patrimonio, lo lúdico y con actividades dentro y fuera del aula. De manera que los alumnos estuvieran siempre expectantes de lo que pueda ocurrir en la escuela. Resultado: cuatro años después, la matricula llega a 126 alumnos. Esto ha demandado nuevos profesionales, más mobiliario, más infraestructura, etc. Todo lo que ha provocado algún desencuentro con el sostenedor, pero siempre poniendo por delante el bienestar de nuestros alumnos. Hoy, contamos con más salas, no como hubiéramos querido, pero salas al fin. A diferencia del 2023, que las salas no estuvieron en marzo, el año 2024 debo reconocer que si lo estuvieron y de mejor calidad que el año anterior.
Respecto al aniversario. El 26 de abril conmemoraremos los 170 años desde que se fundó la primera Escuela, en la localidad. Todo ello por petición que hicieran los vecinos al presidente de la época Manuel Montt Torres, de la necesidad de que el estado financiara a un "preceptor" a cambio del aporte de los vecinos para construir dicho recinto. Menos de tres meses demoró la respuesta del gobierno para acceder a dicha, solicitud. La carta fue enviada el 28 de noviembre de 1853 y el 22 de febrero de 1854 estaba la respuesta positiva. Se estableció junto a otras 4 de la Diputación de Colchagua esta escuela.
Se espera contar con la presencia de autoridades, ex profesores y algunos de los muchos ciudadanos que estudiaron en este establecimiento educacional”.

¿Quizás alguna sorpresa? No obstante, a que, off the record nos dio algunas primicias, las dejamos en suspenso para que éstas sean esa sorpresa.
Junto con relevar esta fecha tan significativa para Ciruelos, más que para Pichilemu mismo, celebramos y felicitamos a todo el equipo de la Escuela de Ciruelos.
Ustedes están haciendo -con acciones- lo que debieran hacer exactamente quienes están a la cabeza del territorio -como el DAEM en la Educación- y el municipio como el sostenedor. Una evidencia más que clara de que muchas autoridades y funcionarios de la comuna que no conocen a cabalidad y/o no les interesa saber dónde están, especialmente cuando se trata de estos aspectos históricos y que pasan a constituir hechos propios de la identidad, en este caso, de una localidad que en su momento fue más importante que Pichilemu, caserío que varios años después tomó importancia al crearse la comuna pichilemina, el 22 de diciembre de 1891.

El Decreto
Lo más importante -de acuerdo a nuestra modesta opinión- ya lo dijimos. Sin embargo, no hemos destacado cómo se logró.
En un último contacto con Carlos Leyton, éste señaló: “Hola Washington.
Diego Grez y tu hermano Antonio son los que llegaron a esa información. Se les agradece”.

Profesores
Intentamos sin mayor éxito averiguar acerca de profesores que, en estos largos años, han pasado muchos profesores y donde destaca obviamente Carlos Leyton su director desde varias décadas, siendo -quizás- el que más tiempo lleva enseñando, impulsando iniciativas con sus alumnos y alumnas, donde destaca -sin duda- el Museo del Niño Rural, idea que conocimos cuando la serie de especies y objetos recolectados por él y alumnos estaban encima de escritorios, mesas y estantes, lo que dimos a conocer al tiempo que fuimos expresando nuestro modesto respaldo ante la desidia y poco apoyo de las autoridades, los sostenedores, situación que poco cambia en algunos aspectos.
Sin embargo, ante ello, con “fórceps” -como lo dijo en un momento- y contra viento y marea peleó en el Concejo Municipal para volver una y otra vez a que se postulara el proyecto del Museo ante el Fondart y, finalmente se aprobó y construyó; recinto que sigue creciendo por la necesidad del valioso material que adquiere o les han donado.
Volviendo a profesores que han pasado por allí, recordamos a Juan Bautista Lagos Tobar quien estuvo largos años ahí, para después radicarse en Pichilemu, en la casa que posteriormente le compró el escritor José Arraño Acevedo ahí en Santa María esquina de Dionisio Acevedo. También, en los años ’50 y ’60 estuvo el profesor Anarte Morandi Marín, también el profesor Rogelio Espinoza Moreno y la profesora Esterlina del Carmen Aliaga Martínez en un tiempo que no pude precisar, y a la profesora Sandra Galarce.
Y, sinceramente, no consultamos los nombres de los actuales profesores. Si, que son varios profesores y otros profesionales que apoyan el proyecto educativo que con tanto éxito están desarrollando. Todo lo cual merece sus felicitaciones, como por estos 170 años de inconmensurable y valiosa labor educativa.

Fotografías: Archivos “Pichilemunews”.

Fuente: www.pichilemunews.cl – 25.04.2024
- Juan Pablo Aliaga Cornejo es un profesional al igual que sus numerosos hermanos, cuyos padres son el relojero y joyero Luis Aliaga Martínez e Inés Cornejo, quienes hasta fines de los ’60 vivían en Pichilemu, en Avenida Ortúzar, al lado del ex Hotel Chile-España.

En efecto, conocimos a la familia Aliaga Cornejo siendo niños, en los años ’50, viviendo ellos en la casa que pertenecía a don Ezequías Sánchez, ahí en la Avenida Ortúzar donde -desde hace unas décadas- existe un Restaurant que funciona solo ocasionalmente de una familia santacruzana.
En ese tiempo, los ’50, nuestros padres tenían la Fuente de Soda y Café “Caribe”, donde al lado funcionaba la Oficina de Correo y Telégrafo, ambos en la propiedad que, el año pasado se quemó (actualmente en vías de reconstituirse con el mismo estilo de una construcción casi centenaria).
La familia Aliaga Cornejo -buscando mejores horizontes y perspectivas económicas- emigró a la ciudad de Rengo, donde se instaló con el mismo rubro. Donde sus hijos -donde recordamos los nombres de los mayores, Pedro y Luis, con los cuales jugábamos en su casa de Pichilemu- siguieron sus estudios primarios, humanidades y universitarios.
El jefe de familia -quien había estudiado en la Escuela Pública de Hombres N° 90- se constituyó en el primer Presidente del recién creado Club Deportivo y Cultural “Arturo Prat”. Hecho que ocurrió el 21 de mayo de 1939 cuando el profesor Gustavo Loyola Vargas, al fin, accedió a fundar un club que tanto quería un numeroso grupo de alumnos de esa escuela, cuando ésta funcionaba en la calle Ángel Gaete, en la propiedad de la familia Camilo Aguilar, que está inmediatamente al poniente de la propiedad donde funciona actualmente el Canal de Televisión PichilemuTV.
El padre de Juan Pablo Aliaga, que da origen a esta introducción, años más tarde -estando en Rengo- se dedicó a practicar la rayuela -deporte nacional- llegando a ser Presidente Nacional de los Rayueleros, en cuya calidad vino a Pichilemu a darle una charla a los rayueleros locales que están en vías de crear la Asociación de Rayuela de Pichilemu en los ’80, lo que reporteamos y publicamos en La Tercera. Muchos años después, en la década del ’90 conocimos a Juan Pablo Aliaga Cornejo el menor de la familia Aliaga Cornejo. Entonces trabajaba como ejecutivo de la transnacional McDonalds. Ahí, aparte de conversar sobre Pichilemu y sus recuerdos que revive en las páginas del Diario VI Región de hoy, y que replicamos, nos sorprende con su actividad deportiva, ya que en ningún momento comentó sobre aquello. Claro, empezó recién a los 50 años y, en ese entonces estaba a full en su cargo ejecutivo.
Recuerdo que, con ocasión de una actividad de la Municipalidad de Pichilemu, en un Workshop de promoción de la oferta turística de la comuna en la Estación del Metro de la U. de Chile, tras los contactos, se logró una importante atención (descuento) para los niños y apoderados de la Banda Instrumental Municipal que actuó -en aquella ocasión- en el Patio de Los Naranjos del Palacio de La Moneda, en el programa de TVN “Buenos días a todos” y, finalmente, en la inauguración de la actividad turística en el Metro, en una maratónica jornada que vivimos en la ocasión.
Destacar también, que Juan Pablo Aliaga -en su calidad de ejecutivo de esa cadena de establecimientos- se convirtió en el pionero de dar la oportunidad laboral a personas con capacidades reducidas, logrando la inclusión en esa cadena, lo que se extendió a otros países, en mérito de los buenos resultados; hecho que fue destacado en su momento en los medios de comunicación.
Para finalizar, felicitar a Juan Pablo por su actividad deportiva y, aunque no sabemos si “corre por Chile, Rengo o Pichilemu” -sin duda- es un mérito y no se olvida de sus raíces que, como muy bien dice, alcanzan a Marchigue donde vivía una familiar -madre de un querido tío político nuestro, Guillermo Sánchez Reyes.

Fotografías: Pantallazos Diario VI Región/”Archivos “Pichilemunews”.

Fuente: www.horadenoticias.cl – 25.04.2024
El seremi de Vivienda y Urbanismo (Minvu) de la Región de O’Higgins, Luis Barboza, encabezó una extensa jornada en Pichilemu, capital de la Provincia de Cardenal Caro, junto a la delegada presidencial, Josefina Toro, y el encargado de la oficina provincial del Serviu, Geovanni Fariña. El objetivo principal fue abordar junto a la comunidad y autoridades locales las problemáticas asociadas al Plan de Emergencia Habitacional y la planificación territorial en el borde costero.
Barboza resaltó la prioridad del Minvu en avanzar en el Plan de Emergencia Habitacional impulsado por el Presidente Gabriel Boric y el ministro Carlos Montes. "Nuestra labor implica estar en terreno y presentes en todas las comunas y provincias", afirmó. Además, se llevó a cabo un encuentro con los alcaldes del borde costero, propiciando un intercambio constructivo de ideas y la coordinación de esfuerzos para abordar los desafíos comunes que enfrentan estas comunidades.
En materia de vivienda, se anunció la priorización de la adquisición de terrenos para el Comité Altura Las Proteas II y otros comités, con el objetivo de brindar soluciones habitacionales a aproximadamente 300 familias. Esta gestión está siendo liderada por el director de Serviu, Omar Gutiérrez. Además, en colaboración con el equipo de gestión territorial del Serviu, se identificaron seis terrenos aptos para la construcción de viviendas, beneficiando a 35 familias del Comité Brisas del Valle.
Por otro lado, se brindó apoyo al Comité Brisas del Mar, que fue afectado por una estafa actualmente en investigación, demostrando el compromiso del Minvu en la búsqueda de justicia y soluciones para estas comunidades.
En cuanto al Plan Regulador del Borde Costero, se llevó a cabo un encuentro estratégico con los alcaldes del borde costero y profesionales de Serviu O'Higgins en la provincia. Este espacio fue crucial para promover un diálogo constructivo y coordinar esfuerzos en la búsqueda de soluciones para los desafíos territoriales que enfrenta la provincia. Según Barboza, esta colaboración entre el ministerio, las autoridades locales y la Delegada Presidencial es un paso importante hacia soluciones integrales y la concreción de un Plan Regulador que responda a las necesidades de las comunidades.

Fotografía: Minvu

Fuente: www.pichilemunews.cl – 25.04.2024
- La mañana de ayer se realizó la ceremonia de Clausura y Premiación del Plan de Seguridad y Salud Ocupacional en el Combate de Incendios Forestales, que pertenece al Departamento de Protección y Control de Incendios Forestales, de CONAF Región de O’Higgins, con el fin de poner en valor el trabajo de hombres y mujeres que se desempeñan en estas labores.

Óscar Galdames explicó que “un balance que podemos realizar hasta este momento, porque CONAF continua con sus equipos hasta mayo con siete brigadas en la región, tenemos un 23% menos de incendios, pero una mayor superficie quemada en la región, respecto del mismo período anterior, contamos con el trabajo de 24 brigadas, tres de ellas nocturnas distribuidas estratégicamente en la Región: una en la comuna de Coltauco, otra en Litueche y una en Chépica”.
El director regional de la institución precisó que dentro de los recursos con que contó la institución “se suman siete aeronaves que tuvimos para el combate en el territorio, más de 300 brigadistas, cinco unidades mecanizadas, 11 camiones cisterna y un helicóptero semipesado con una capacidad de cinco mil litros”.
En esta oportunidad, los jefes de brigadas y cuadrillas escogieron a 23 combatientes que se destacaron por su desempeño con altos estándares de eficiencia y seguridad. También fue galardonada la unidad Peumo 20 de Marchigüe, por haber obtenido el mejor puntaje en el concurso de seguridad que estipula el plan regional de seguridad y salud ocupacional, siendo su principal logro tener la mayor cantidad de horas combate y presentar accidentabilidad cero.
En cuanto a reconocimientos, CONAF rindió un homenaje al querido funcionario Héctor Parra Flores, quien se retira de la institución tras 50 años de trayectoria.

La voz de los protagonistas
Edwin Navarro participa en las Brigadas Forestales desde el año 2017 y actualmente es jefe de brigada de la unidad Eco Alfa 61 de San Vicente de Tagua Tagua. Comentó que “nosotros tuvimos una temporada baja en cantidad de incendios, pero lamentablemente con algunos de grandes proporciones”.
Respecto de su trayectoria, Edwin Navarro destacó que tuvo la oportunidad de viajar a Canadá en junio del año pasado. “la experiencia fue muy buena. Pude aprender lo que significa ser un apoyo en el extranjero. Fuimos personas de todo Chile en representación de CONAF. Fue relevante aprender cómo se trabaja el tema de los incendios en otros lugares del mundo, adquirimos muchos conocimientos”.
Esta es la segunda temporada trabajando en brigadas de Camila Mena Vásquez de Peumo 14, brigada ubicada en la Reserva Nacional Río de los Cipreses. Entre sus recuerdos destaca que “tuvimos la oportunidad de salir al incendio en la comuna de Las Cabras y fue una gran vivencia. Es un agrado desempeñar esta labor y es una experiencia nueva porque nuestras tareas generalmente están relacionadas con el turismo.
Por otro lado, Fabián Rojas de Hotel 6 de Peumo y la combatiente Aracely González recordaron a la comunidad que “pequeñas acciones crean grandes efectos” y destacaron la importancia de hacer un uso responsable del fuego, de podar árboles y arbustos, cortar pasto y maleza en los alrededores de las casas, limpiar techos y canaletas y no quemar basura.

Valoración de las autoridades
El delegado Presidencial Regional comentó que “la valoración y la misión de CONAF es superlativa, es una institución que ha ido creciendo en la importancia y en la labor del combate de incendios forestales, pero también en la función de la prevención. Hago un fuerte llamado en este sentido, porque cuando ocurren incendios forestales no solo resultan dañadas muchas hectáreas de bosque nativo, sino que también –como muchas veces ha ocurrido- se producen grandes desgracias naturales como en Valparaíso, o la temporada 2022 – 2023 en el centro y sur de Chile donde hubo daño a viviendas, por eso es importante la labor que realiza CONAF con otras instituciones del país”.
Cristián Silva, seremi de Agricultura, destacó que “este año hubo un aumento de recursos en un 47% (para control de incendios) que nos permitió tener acceso a más tecnología, aviones, recursos, generar tres brigadas nocturnas que era necesario en la Región de O’Higgins. Gracias a la cantidad de recursos que hemos dispuesto como Gobierno, hemos tenido una temporada eficiente y eficaz en nuestro territorio”.
La autoridad agregó que “han agradecido mucho los alcaldes de las comunas afectadas la capacidad que ha tenido CONAF de llegar rápidamente a combatir los incendios forestales”. “El presidente de la República, Gabriel Boric, se ha manifestado conforme (con la labor de CONAF). Aún tenemos grandes desafíos como CONAF, pero entendemos desde el Gobierno, desde el Ministerio de Agricultura, que este trabajo es una colaboración entre todos quienes son parte del COGRID regional. También el Gobierno Regional ha puesto recursos para prevenir y combatir incendios con los que nos podemos destacar como una región resolutiva y rápida”.
Finalmente, el alcalde de Chépica, Fabián Soto González -refiriéndose a la brigada nocturna que albergó la comuna- señaló que "ha sido un año espectacular, al tener la presencia de 30 brigadistas de CONAF en nuestro territorio, por primera vez, nos hace sentir mucho más seguros".

Fuente: www.pichilemunews.cl – 24.04.2024
- El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santa Cruz lo condenó por abuso sexual consumado en la persona de una menor de 14 años.

Los detalles que consigna el medio digital “El Expreso”, señalan lo siguiente:

TRIBUNAL CONDENA AL TECNÓLOGO MÉDICO FILIPO TAPIA POR ABUSO SEXUAL CONSUMADO A UNA MENOR DE EDAD
El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santa Cruz condenó, con costas, a cuatro años de presidio bajo libertad vigilada intensiva a Filipo Tapia Le Roy, por el delito consumado de abuso sexual de persona menor de 14 años. Ilícito perpetrado el 8 de agosto de 2016.
El tribunal también condenó al tecnólogo médico dueño del Laboratorio FILAB, a las penas accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos; inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; e inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad.
También se decretó la prohibición para el condenado de aproximarse a la víctima y a su grupo familiar, a su lugar de residencia por el término del tiempo de la condena. Carabineros efectuará rondas periódicas para velar por su estricto cumplimiento de la medida.
Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

LA CONDENA DEL TRIBUNAL
I.- SE CONDENA a FILIPO TAPIA LE ROY, Cédula Nacional de Identidad número 8.235.157-4, a la pena de CUATRO AÑOS de presidio menor en su grado máximo, por su responsabilidad como AUTOR DE UN DELITO CONSUMADO DE ABUSO SEXUAL DE UNA PERSONA MENOR DE 14 AÑOS, ilícito previsto y sancionado en el artículo 366 bis del Código Penal, cometido en contra de la niña de iniciales G.M.C.F.A. el día 8 de agosto de 2016, en la comuna de Pichilemu.

II.- Asimismo, se le imponen también las penas accesorias generales del artículo 29 del Código Penal, esto es, la de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena.

III.- Se le sanciona, además, con las penas accesorias especiales contempladas en el artículo 372 del Código Penal, esto es, la inhabilitación absoluta perpetua para cargos, empleos, oficios o profesiones ejercidas en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad.

IV.- Se decreta como medida de protección, conforme lo dispuesto en el artículo 372 ter del Código Penal, la prohibición para el condenado de aproximarse a la ofendida de iniciales G.M.C.F.A. y a su grupo familiar, a su lugar de residencia de la comuna de Pichilemu, por el término de la condena. Ofíciese en su oportunidad por el juzgado de ejecución a la unidad de Carabineros de Chile más cercana al domicilio respectivo, para que efectúe rondas periódicas y vele por su estricto cumplimiento.

V.- Se sustituye la pena privativa de libertad impuesta por la pena sustitutiva de Libertad Vigilada Intensiva. En consecuencia, Tapia Le Roy deberá dar estricto cumplimiento a un programa de actividades orientado a su reinserción social, a través de una intervención individualizada y bajo las condiciones que se dirán y aquellas otras que indique el programa que el Tribunal apruebe, previa propuesta del delegado de libertad vigilada intensiva del Centro de Reinserción Social de San Fernando de Gendarmería de Chile. Para estos efectos y una vez que la presente sentencia quede ejecutoriada, deberá oficiarse a dicho organismo comunicando lo resuelto, y el condenado deberá presentarse a dicha institución, dentro de quinto día, a fin de iniciar el cumplimiento de esta condena y para que el delegado de Gendarmería que corresponda elabore el plan de intervención, el cual deberá ser presentado a este Tribunal en el más breve plazo posible para su discusión y aprobación en la audiencia que se fije para tales efectos. Si el condenado no se presentare en ese centro dentro del plazo antes fijado, ese organismo deberá comunicarlo a este Tribunal a fin de despachar inmediatamente una orden de detención en su contra y proceder como en derecho corresponda. Durante el cumplimiento de esta pena sustitutiva el condenado deberá sujetarse a la vigilancia y orientación permanentes por parte del delegado y, de conformidad a lo dispuesto en los artículos 17 y 17 ter de la citada ley, deberá cumplir con las siguientes condiciones: a) residir en el domicilio indicado en la presente causa, sin perjuicio de poder cambiarlo si es autorizado previamente por Gendarmería; b) sujetarse al control y vigilancia del respectivo delegado a cargo de su plan de intervención; c) la obligación de ejercer un oficio o empleo remunerado bajo las modalidades que determine dicho plan; d) la prohibición de aproximarse a la víctima a su domicilio y lugar de estudios, de la comuna de Pichilemu, durante el tiempo de la condena, sin abonos que considerar.

VI.- Finalmente, se condena también al sentenciado al pago de las costas de la causa. En su oportunidad, remítanse los antecedentes al Juzgado de Letras, Garantía y Familia de Pichilemu para el cumplimiento y ejecución de la sentencia, y a fin de que se comunique lo resuelto a los organismos que correspondan. En particular, para efectos del artículo 17 de la ley 19.970 y en caso de que no se hubiere fijado la huella genética del sentenciado previamente, se ordena que ésta se determine, previa toma de muestras biológicas si fuere necesario, y que se incluya en el Registro Nacional de ADN de Condenados dependiente del Servicio de Registro Civil e Identificación.
De conformidad a lo establecido en el artículo 17 de la ley 20.568, inclúyase la presente sentencia en el respectivo informe mensual al Servicio Electoral, una vez que se encuentre ejecutoriada".

Fotografía referencial: Archivos “Pichilemunews”.